El grupo Salenta que adquirió y remodeló el hotel Sofia, tenían claro que Barcelona era el lugar perfecto para una cocina basada en el producto de temporada, con un recetario clásico y una lujosa puesta en escena. (…) Serán platos que combinarán con vinos y otras bebidas (desde cerveza a sake o té) elegidos con la intención de aunar los aromas del plato y la copa. La idea surge de la complicidad entre Carles Tejedor y el reconocido sumiller y estudioso de las armonías de sabores François Chartier, quien propone un juego al comensal (una Caja aromatica), que en ningún caso se guiará por los criterios habituales sino dejándose llevar por el olfato.
http://www.lavanguardia.com/comer/sitios/20171021/432201973909/sofia-be-so-nuevo-restaurante-carles-tejedor.html